Esta imagen la he encontrado en http://homepage1.nifty.com/WATER/paper_e.html junto con muchas otras obras de ukiyo-e. En esta competición femenina, ¿qué hace el samurai tras el biombo?

Después, navegando a la búsqueda de otras imágenes parecidas, he ido a para a este otro blog: http://ahazymoon.blogspot.com/2009/04/ukiyo-e.html. Una pequeña joya.

Anuncios

Hoy he encontradom una interesante referencia al go en el blog de Kirk McElhearn, Kirkville. El post que me ha llamado la atención lleva el ambicioso título de The most interesting go book I’ve ever read. De entrada el autor del blog explica las razones que argumentaba frente a su mujer para explicar la afición al juego (difícil tarea esa, sea frente a tu mujer, tu marido, tus amigos, parientes o conocidos…). Probablemente todos los que se han aproximado a un tablero coincidirán con él en que la práctica del go enseña paciencia y humildad, entre otras cosas.  Y también estaremos de acuerdo en que el aprendizaje es un asunto sin término.

Pero el mayor interés del post está en el libro que recomienda, una reflexión desde un punto de vista del budismo de la psicología del go. El libro en cuestión es Reflections on the Game of Go – The Empty Board: 1994-2004 escrito por William S. Cobb. Se trata de una coleccion de ensayos publicados por la American Go Association. Yo, por mi parte, ya lo tengo anotado en la lista de lecturas pendientes.

En la primera ronda del Torneo de Barcelona tuve la oportunidad de jugar con Denis Dobranis, un jugador de tan solo 5 años. La situación era digna de ver. Acompañado de sus padres y su hermano, el jovencísimo jugador se situa en su silla y, como los pies no le alcanzan el suelo, su padre coloca una manta sobre la silla, descalza al niño y éste se sienta sobre sus rodillas de forma que pueda alcanzar el otro extremo del tablero.
Empieza la partida y Denis se lanza a toda velocidad sobre el rival con todas las ganas de comerse el mundo. En nuestra partida sólo utilizó 10 minutos contra los 50 que yo necesité.
¿El resultado? Bueno, dentro de un tiempo (puede que no mucho) podré decir con orgullo que yo jugué con Denis Dobranis y perdí por poco.

Barcelona TV recogió la celebración del Torneo de Barcelona:
http://www.btvnoticies.cat/2010/02/20/un-torneig-de-lesport-mental-go-reuneix-200-participants/

A nivel personal aprendí mucho del juego aunque también descubrí que había sido demasiado optimista al estimar mi categoría y me quedé con una puntación de uno sobre cinco. De todas maneras lo importante es haber participado y disfrutar de las partidas. El ambiente, acogedor y amigable, anima a seguir participando en próximas ediciones.

Desde hace cosa de un mes estoy jugando en DGS (Dragon Go Server http://www.dragongoserver.net/index.php). Fue un buen descubrimiento que debo agradecer a Lorizael, un compañero andaluz de nivel parecido al mío y que mantiene un blog muy interesante). La filosofía del juego aquí es diferente a KGS y las partidas se alargan durante más tiempo (semanas o meses). Personalmente me gusta porque se adapta a mis disponibilidades horarias. El tiempo que puedo tener disponible un día normal normalmente es el final del día y suelo llegar a ese momento algo mermado en la capacidad de concentración. Estoy seguro que todos tenemos un nivel “diurno” y otro “nocturno“, cuando el cansancio empieza a hacer mella.

Sin embargo, en DGS siempre es fácil tener tiempo para decidir 4 jugadas en esas 4 partidas que juego simultáneamente y en las que, por otro lado, puedo ir pensando durante el día, sea en el trayecto del autobus o en cualquier otro momento ocasional. De momento, tengo la sensación de haber encontrado el lugar adecuado para jugar en  mi situacion personal actual.

El próximo mes se jugará en Barcelona el XXVIII torneo de go de Barcelona (Go Seigen Tournament). Este es el blog oficial: http://bcn2010go.blogspot.com/

La verdad es que parece que será todo un record de participación y me empiezo a plantear que, depués de 18 años sin jugarlo, podría ser el momento de probar de nuevo. En esta página (http://www.lapedra.org/resultats/bcn1992.html) todavía se conserva el recuerdo de los resultados de aquel año en el que logré una meritoria 19ª posición.(Eso sí, sobre un total de 26 participantes…)  ¡Cualquiera la consigue ahora!

Por cierto, en esta foto está el recuerdo que nos entregaron a todos los participantes del año 1991: un estupendo portalapices que he utilizado durante todo este tiempo y que se conserva mejor que yo mismo.

 

No sé casi nada sobre los profesionales del go. Sin embargo me ha llamado la atención conocer a dos coreanos que, por lo que dicen, han sido de los mejores en los últimos años. Lo que me parece interesante es la diferencia de estilo que hay entre los dos. Por un lado Lee Changho (Yi Ch’ang-ho) es un jugador aparentemente sencillo, pacífico pero implacable. Algo así como el Capablanca o el Karpov del ajedrez. Dicen que es capaz de convertir el caos en orden y que es un maestro de la defensa. El estilo aparentemente sencillo hace que sus partidas sean más comprensibles a los aficionados que las de otros pros. También me hace gracia el apodo de Buda de Piedra con el que se le conoce y que se refiere al aspecto imperturbable durante el juego.

Por otro lado, Lee Sedol (Yi Se-tol) es un temperamento completamento distinto. Intuitivo y luchador siempre busca las complicaciones. Es un amante del riesgo, lo que le hace también ganar muchos fans. Quizás sería un Tahl o un Kasparov del ajedrez. Lo que me parece más interesante es que la riqueza del juego permita expresar de esta manera la personalidad de cada uno de estos jugadores y que no se pueda de ningún modo afirmar que un estilo sea mejor que el otro sino que se trata simplemente de dos formas de abordar el go y quizás la vida.